A veces no es suficiente con vivir para…

A veces no es suficiente con vivir para enseñar a vivir, pero es imprescindible haber vivido para enseñar a vivir. La mayor parte de las cosas, las he aprendido de los muertos.