Venus

Venus, Venus… La conocí en mi primera visita al Olimpo. Ojalá y no la hubiera conocido jamás. Su belleza era tan irrefrenable para los instintos como la necesidad de alas para los pájaros. Ceñía, como único vestido, un voluptuoso cinturón confeccionado con plumas de cisne que resaltaba su indefinible pero sicalíptico color de piel. Oh, …

PANDEMONIA

Recuerdo aquel voluptuoso verano del año que pasé viviendo con mi abuelo, en el que se disiparon todos mis problemas. Venus me era favorable y mis uñas abiertas arañaban el día desde el amanecer hasta la tarde. Mis sueños eran azules y yo besaba hasta el centro de las sombras. El calor del sol, el …

NEFASTISSIMUS (CANTA)

VÓMITO DE LOS SUEÑOS ROTOS (Milonga de mil once versos) la grácil mariposa sobre mi manta un gusano de viaje estupor y temblores donde los ciegos ven vomitando las horas en el cristal del lago nacen los cisnes pálido instante persiguiendo quimeras como la luna llena tumulto de tinieblas suena corriente olor de la locura …

EXT. DESIERTO. DÍA

Venus de ébano soñando con el sur con burbujeo dorado tiño de azul. Es transitorio en mares de arena el arte de la paz.