Desde mi ventana los veo ignorantes y felices…

Desde mi ventana los veo, ignorantes y felices, indiferentes y tediosos, terriblemente simples. oh, dulce indiferencia criminal tan cómoda y caliente… quien volviera a envolverse en su manto.

No creo que cada persona deba tener el…

No creo que cada persona deba tener el mismo poder que un banco porque estaríamos todo el día desahuciándonos los unos a los otros. No lo veo, Cristiano. Esas cosas hay que dejarlas en manos profesionales.