Resultados de la búsqueda para: suelo Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • VIVA el 1494180857 Permalink |  

    CAYENDO DEL BURRO 

    Otra de mis más tempranas experiencias tiene que ver con los burros y los abuelos. A veces no hay diferencia. Yo les tengo el mismo cariño. Para empezar se parecen en algo. Ambas especies son de pelo suave y son tozudos. Y se les quiere, a pesar de todo, se les quiere mucho. Mi memoria guarda una extraña imagen de aquel día porque el porrazo debió ser para dejarle a uno tonto -ahora me explico muchas cosas, la verdad. Yo iba montado en el burro de mi abuelo. No, esta vez no penséis mal, era de verdad su burro, no mi abuelo. Mi abuelo iba andando al lado, yo creo que un poco distraído, pero esto lo supongo, no lo sé. El caso en cuestión es que en menos de un segundo yo di un giro de 180 grados sobre la peluda panza del burro y caí de cabeza sobre el suelo, suelo de piedra y barro, por supuesto. Ni una maldita brizna de hierba había en la calle, como era corriente en los caminos, para almohadillar mi blandito coco de bebé, que aún no tenia bien cerrada la mollera. El rocín de mi abuelo era listo y afortunadamente paró en seco y no me remató con sus pezuñas. Así que, me libre del pateo. El que no pareció librarse del pateo verbal de mi madre fue su suegro, vamos, mi abuelo. “Pero como se le ocurre”, “Pa matar al niño”, “Está tonto” y en fin todas esas lindezas que se pueden descargar sobre el suegro, cuando la ha liado parda con un despiste y pierde de vista al inquieto mocoso al que le ha tocado cuidar ese aciago y rocinante día. Al parecer todo quedó en un susto. Ya me lo explico, la cara de mi abuelo no volvió a ser la misma, las orejas eran más grandes y peludas cada vez. Suaves y peludas como las de un platerillo silvestre. Y mi cabeza siempre ha conservado un promontorio en su cenit, duro como un ariete.

     
  • VIVA el 1494026451 Permalink |  

    ARRASTRANDO EL CULO POR LA PIEDRA 

    Pues parece que se ha acabado esta forma de desplazamiento consistente y cómoda. Arrastrar el culo por el suelo ya no mola. Según cuentan las leyendas familiares, mi desplazamiento favorito era el arrastraculo, un tipo de movimiento consistente en dejarse el pañal pegado en el suelo junto con su contenido. Resulta que dependiendo de la superficie de fricción, puede ser algo guay o una puta -y literal- mierda. El cambio de casa trajo consigo una alta fricción: un suelo empedrado. De los de antes. Nada de gilipolleces modernas tipo microcemento con tacto de mármol rosado. Putas y jodidas piedras. Y pues, chico, pies para que os quiero. Milagro. El Niño anda.

     
    • peroratasymonsergas el 1494090475 Permalink

      :)

    • Alois Gutierrez el 1494589126 Permalink

      Definitivamente soy un fanático de los “enfants terribles”, ojo, pero no de todos. Siempre he pensado que los malos con éxito son malos inteligentes, porque ser malo y bruto es augurio de serios problemas para cualquiera que mezcle esos dos atributos, en tu caso creo que el éxito está asegurado, me gusta como manejas ese cinismo delicioso, irreverente, y que no guarda falsos respetos, de manera inteligente, acabas de ganarte un nuevo lector. Gracias por escribir, y sigue portándote mal por el bien de todos.

    • Ahasvero el 1494589754 Permalink

      Temo estos largos y halagadores comentarios. En cualquier caso, gracias. Y cuidado con las promesas a desconocidos. ;)

    • Alma el 1494863666 Permalink

      Entonces no hay límites para crecer personalmente, para descubrir nuestro interior profundo, nuestro yo universal que es exactamente la misma fuente
      de ese sentimiento.

  • VIVA el 1490274709 Permalink |  

    LA NIEVE DE HOY 

    Cae con el hastío silencioso de la caspa
    un aguanieve tacaña, adulterada, esquiva.
    Se desvanece esta nieve en el asfalto
    antes de rozar siquiera el agostado suelo.
    Esta nieve es la pátina negra de las calles,
    el fósil mudo del silencio adoquinado,
    el confeti ceniciento de la muerte.
    No hay incendios sembrados en la nieve,
    ni es de Orión esta anoréxica indolencia blanca,
    es el maná plomizo y apagado de los cielos.
    Rancia, como el tiempo, se va tornando
    en simple reliquia del recuerdo.

     
  • VIVA el 1477482721 Permalink |  

    Los surcos del campesino son olas sin consuelo 

    Los surcos del campesino son olas sin consuelo.

     
  • VIVA el 1473624743 Permalink |  

    Hay un momento en que todos los polos… 

    Hay un momento en que todos los polos se invierten. Huevos revueltos, tortilla mal hecha, transvaloración de todos los valores, helicópteros por el suelo, domingos por la tarde en la calle Ballesta, silencios sepulcrales, motos en pedorreta.

     
  • VIVA el 1462555802 Permalink  

    Suelo ir a fiestas donde hay muchas mujeres y hacen casi todas sesenta y nueve.

     
  • VIVA el 1435105314 Permalink |  

    Nunca sabes que paraguas te tocará.

     
  • VIVA el 1427821848 Permalink |  

    Las palabras vivas son como las raíces de… 

    Las palabras vivas son como las raíces de una Higuera salvaje, esas lianas de los subsuelos.

     
  • Javier Castaño el 1423503951 Permalink |  

    La nieve es una nube hecha suelo

     
    • Eldoris el 1423525590 Permalink

      ¡Qué bonitooo! Es lo más bonito que he leído hoy.

    • pandemonia el 1423522874 Permalink

      Y el hielo sus zapatos de cristal. Salud2.

    • Verosi28 el 1423541271 Permalink

      si, que precioso pensamiento!

  • danikeral14 el 1420233730 Permalink |  

    La A es una V que se cansó de apuntar siempre al suelo.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar