EXT. PRADERA. DÍA

Hierba en otoño: los fríos guantes de seda de las escarchas.

EXT. PRADERA. AMANECER

En la fresca mañana de verano el sol sale con irónica sonrisa. Sol riente.

NEFASTISSIMUS (CANTA)

VÓMITO DE LOS SUEÑOS ROTOS (Milonga de mil once versos) la grácil mariposa sobre mi manta un gusano de viaje estupor y temblores donde los ciegos ven vomitando las horas en el cristal del lago nacen los cisnes pálido instante persiguiendo quimeras como la luna llena tumulto de tinieblas suena corriente olor de la locura …

Lo que saben los Políticos de Kant

—Estoy enKantado de ser un Kantamañanas. —Yes, we Kant. —Kandemoooorrr de la praderaaa…! —Uy, llego tarde, ¿de K’andáis?

Donde viste las grietas en el cemento listas…

Donde viste las grietas en el cemento listas para mordernos las rodillas, vi maleza. Donde viste las porterías desolladas a la espera de la clase de gimnasia, vi pradera. Donde viste el portón que nos engullía temprano para liberarnos siempre tarde, sigo viendo bisontes.

PANDEMONIA

Encelado como un potro salvaje te acercas con la lanza del caballo enamorado y travieso y en la pradera de la cama hacemos de jinetes desbocados. Me cubres de pétalos de rosa. Me cubres y descubres… Me descubres de ropa y de pesares… Y me cubres.

MERCADER

EXT. BOSQUE. NOCHE. Un bosque con frondosos árboles. Pájaros, lobos, zorros, ciervos, tormenta cada vez más intensa. Muy, muy lejos se divisa una cabaña. Un rey, que está cazando, cabalga por un camino con su caballo. El rey va de caza con sus criados. Se nubla, llueve, el rey y sus criados se extravían y …

INT. IGLESIA. DÍA

El Padre Yanke era gris. Su nombre era gris. Su cara era gris. Su pelo era gris. Su cabeza era gris. Sus gruesas gafas de culo de vaso eran grises. Su orondo cuerpo era gris. Su roída chaquetilla de lana -sobre su gris sotana- era gris. Su adocenado sermón era gris. La rancia casa parroquial …

TRÁNSITO

Sobre praderas olvidadas del desierto Luce la mercancía de infancia evocadora, Ya sin derrumbe del sonido que deja el bergantín Y el vago impulso de brasas decorado. Su Oriente derrotado de emociones falaces, Vagando en carreteras melancólicas, sombrías…, Conmueve las soberbias salvajes de melodías burguesas Ante avenidas juerguistas de Brooklyn o New York. Olvido las …