NEFASTISSIMUS (CANTA)

VÓMITO DE LOS SUEÑOS ROTOS (Milonga de mil once versos) la grácil mariposa sobre mi manta un gusano de viaje estupor y temblores donde los ciegos ven vomitando las horas en el cristal del lago nacen los cisnes pálido instante persiguiendo quimeras como la luna llena tumulto de tinieblas suena corriente olor de la locura …

sacrificio del cabello

Ahora estoy lejos. He cogido mi sombrero, mi pluma, mi pendiente de oro… y parto a lejanas y espectrales tierras.

El estío está acechando, Maico

El estío está acechando, Maico, y da miedo su pupila implacable, clavaráse las uñas en mi espalda, apenas desde los sures solitarios, olvidados. Allá ocupada pluma me sostenga en el justo junio sin sombrero, sin capital, sin jefes. En el extremo extremo. El estío está acechando, Maico, y da miedo su pupila ciega. Apenas me …

Dockyard blazes, chaste moose

Dockyard blazes, chaste moose lying expectation seals sunny shapeless nymph open clear harps pluck bluntly, casks grimace, serene moist innumerable.

ALFONSO TIPODURO

El teléfono suena con insistencia, cómo si alguien al otro lado tuviera una prisa desmesurada. Estaba dormitando. Me ha costado salir del sueño. Pero finalmente he descolgado el auricular. –¿Hola? ¿Alfonso? –Sí, diga. –Soy yo, Gonzalo. –Ah, hola, jefe. –Tengo un trabajito para ti. ¿Puedes venir al local esta misma tarde? –Sí claro, jefe. –Vale. …

CONDENADO

Estas son mis recompensas… en el aguardiente y la absenta mueren las penas, mi hada verde. Ya sólo deseo que mi pintura no pruebe esa neblina nunca más. No somos los únicos, yo y mis penas… Aquellas entibiadas que tocan los tambores con sudorífico gesto también perecen en alcohol. Si continúan en algún lugar vigentes …

Donato

Todas las noches a las tres, cuando cerraban el BAR KISS, Donato cogía su bandolera y su silbato, el que le regaló un poli de la comisaría de municipales, y se marchaba a su casa. Cuando pasaba por la esquina de la comisaría le silbaba al de la puerta, como si tuviera que recordarle que …