¡Sin justicia no hay paz Todos aspiramos a…

¡Sin justicia no hay paz! Todos aspiramos a un mundo en equilibrio, pues sólo en el marco de relaciones equilibradas o equitativas alcanzaremos el desarrollo para todos y una auténtica democracia, con igualdad de derechos y sin exclusión.

¡Escucha tú que nombre de la paz…

“¡Escucha tú! que nombre de la paz hiciste la guerra, que en nombre del amor terminaste en los tribunales, que en nombre del progreso depredaste tu tierra, que en nombre de Dios te dividiste de tu hermano… ¡Escucha tú! empieza el cambio en tí mismo y ahórrale críticas al Universo” 5/9/13 Sivael