toro

Monté en mi cabalgadura. El camino era largo. Paciencia. Sabré llegar a mi destino. El camino estaba plagado de monstruos. Los ríos eran de sangre.

NEFASTISSIMUS (CANTA)

VÓMITO DE LOS SUEÑOS ROTOS (Milonga de mil once versos) la grácil mariposa sobre mi manta un gusano de viaje estupor y temblores donde los ciegos ven vomitando las horas en el cristal del lago nacen los cisnes pálido instante persiguiendo quimeras como la luna llena tumulto de tinieblas suena corriente olor de la locura …

¡Agoniza!

Con el rostro desnudo de alegría y la paz arrancada a borbotones; con el cuero del alma hecho jirones, la conciencia acomete un nuevo día. Acogido al derecho de ordalía, no se exime el afán de sus funciones blandiendo, al sucumbir, preciados dones aunque el mal lo alancee a sangre fría. ¿Dónde está la virtud …

yoga

sinrazón aquí empedrado de lágrimas muestra su encanto toma cicuta la torre enhebra nubes coro de pensamientos luna de sangre

MERCADER

EXT. BOSQUE. NOCHE. Un bosque con frondosos árboles. Pájaros, lobos, zorros, ciervos, tormenta cada vez más intensa. Muy, muy lejos se divisa una cabaña. Un rey, que está cazando, cabalga por un camino con su caballo. El rey va de caza con sus criados. Se nubla, llueve, el rey y sus criados se extravían y …

INT. IGLESIA. DÍA

El Padre Yanke era gris. Su nombre era gris. Su cara era gris. Su pelo era gris. Su cabeza era gris. Sus gruesas gafas de culo de vaso eran grises. Su orondo cuerpo era gris. Su roída chaquetilla de lana -sobre su gris sotana- era gris. Su adocenado sermón era gris. La rancia casa parroquial …