Resultados de la búsqueda para: olor Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • VIVA el 29May Permalink  

    PANDEMONIA 

    Recuerdo aquel voluptuoso verano del año que pasé viviendo con mi abuelo, en el que se disiparon todos mis problemas. Venus me era favorable y mis uñas abiertas arañaban el día desde el amanecer hasta la tarde. Mis sueños eran azules y yo besaba hasta el centro de las sombras. El calor del sol, el silencio de la ciudad, el color de las sábanas… crepitaban en mi salvaje cabeza, en mis hasta entonces, desiertos pezones, ahora en llamas. La desnudez de las fiestas, las miradas que lo decían todo, mis montes de mujer arrasados por sus manos y sus ojos… han sido sacralizados por mi imaginación y mi memoria para siempre. Yo era aquel verano la Venus de las sombras.

     
  • VIVA el 17May Permalink  

    UNA SIESTA OLOROSA 

     
  • VIVA el 17May Permalink  

    MOCOSOS DE PÁRVULOS 

    el primer día no lloré, tampoco el segundo, pero el tercero fue terriblemente triste, definitivamente se había acabado la libertad. Entrar en párvulos era cumplir una condena de cárcel, uniformados con rayas, sentados en pupitres alineados, sin poder hablar, sin poder reír, sin poder moverte y salir a la calle, al campo, a jugar. Aquello era una tortura. Te engañaban con cosas nuevas y bonitas, como una colorida cartera nueva y un plumier maravilloso, lleno de lápices de colores y un sacapuntas,

     
  • VIVA el 5May Permalink  

    METIDO EN EL TACA-TACA 

    El taca-taca de madera de los años 60 era perfecto para dejarse los dedos machacados. Pues ese es precisamente mi primer recuerdo de la infancia. Aprender a andar fue duro para los dedos de las manos. No para los de los pies. Así pues la conciencia nació en mi como un dolor digital. Un dolor digital de taca-taca.

     
    • viva el 5May Permalink

      Esto me recuerda una de mis peores pesadillas, otro día la cuento.

  • VIVA el 5May Permalink  

    EXT. PARQUE DEL RETIRO. DÍA 

    Flota un cisne negro buscando en el estanque un pedazo de algo que llevarse al rojo pico. Nadan los ánades en el agua de verdín mientras en la orilla alimentan y espulgan a sus crías. Pelean las palomas con los cuervos. Ladran los perros. Un paseante solitario está ajeno a todo bajo la lluvia. Camino solitario entre estanques cenagosos, cuevas de helechos retorcidos, palacios de cristal heridos y vuelvo a mirar la estatua de un ángel caído.

     
    • casal-casalita el 5May Permalink

      Escribes hermoso. Gracias por compartir :)

    • viva el 5May Permalink

      Gracias por leer y por tu amable comentario.

    • Alvaro Urkiza el 17May Permalink

      Me encanta ese refugio en las palabras, ese enamoramiento de ritmos y timos, ese engolosine de tópicos y abuso de adjetivos y lugares comunes. Verdín, estanques, paseantes y cisnes, almas retorcidas y “espulgar crías”. Hace feliz al que lo escribe y a los que lo leemos. El color negro y el rojo en la frase inicial. Palomas, cuervos, perros, ánades y hasta ángeles caídos en 4 lineas; tiene mucho merito!

    • Ahasvero el 17May Permalink

      Llevas razón, Alvaro, es una grandísima y puta mierda. Es tan ridículo como arrogante. Gracias por recordármelo, por tu crítica y tu ironía, eso si tiene mérito, ya que efectivamente no merece tantas líneas de comentario. Saludos.

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar