OLIVOS SECULARES

..los olivos seculares y las costas eternamente azules de Mallorca… Vicente Blasco Ibañez, Los muertos mandan

PERENNE OLIVO

Perennemente, reverdece cada año el viejo olivo.

LA HUERTA

burro, higuera, noria, nogal, olivos, sierra, corralitos, aljibes, pepinos, tomates, tabaco, cangilones, cortijo, chimenea, palos, leña, sol, primavera, cielo azul, caminos y veredas, escondrijos,

MI EPOPEYA RÚSTICA

Nací a las 12 de la noche de un 29 de marzo de 1964, en el oratorio de la Casa grande o Casa de los Manrique. Un oratorio o capilla de la casa solariega de Rodrigo Manrique, en la que su hijo, Jorge, vivió su feliz luna de miel, y que en mi época había …

NEFASTISSIMUS (CANTA)

VÓMITO DE LOS SUEÑOS ROTOS (Milonga de mil once versos) la grácil mariposa sobre mi manta un gusano de viaje estupor y temblores donde los ciegos ven vomitando las horas en el cristal del lago nacen los cisnes pálido instante persiguiendo quimeras como la luna llena tumulto de tinieblas suena corriente olor de la locura …

A MI HERMANO ANICETO

La luz terca y cansina de las siestas de La Mancha. Todo está sumergido en el formol del pasado, viejas que debieron morir hace mucho tiempo, cosen y rumian sus rezos a las puertas de las casas. La luz familiar de estas calles es la que se prende a los ojos y a la sangre, …

A MANUEL MORENO

Un día vendrás a los verdes olivos, un día iremos a los verdes viñedos Y un día, juntos, nos iremos al mar, ese mar nuestro, de espuma y cielo. Felicidades, hermano.

pies por el fango que nos conectan ante…

pies por el fango que nos conectan ante la vieja escuela sin darse cuenta reman suspiros reverdece el olivo sombras nada más humareda escarchada un billón de haikus se sumerge en el magma manos vacías entre amapolas rojas

Jamás retornará

Quiero volver a mirar como un niño. Olvidar el tedio y los lentos transcursos. Volver al orgasmo del arroyo en que chapoteaba de pequeño con barcos de papel cuadriculado. Aquellos que siempre llegaban al mar desde los diques de mis manos, navegando entre la hierba y los olivos de aquel sur olvidado, de limpio cielo …