PANDEMONIA

Escribir, porque no todo es gritar. Gritar porque no todo es escribir.

PANDEMONIA

Recuerdo aquel voluptuoso verano del año que pasé viviendo con mi abuelo, en el que se disiparon todos mis problemas. Venus me era favorable y mis uñas abiertas arañaban el día desde el amanecer hasta la tarde. Mis sueños eran azules y yo besaba hasta el centro de las sombras. El calor del sol, el …

PANDEMONIA

Pastora de muertes, desvaríos y mentiras.

EL HOMBRE DEL SACO EN LA NIEVE

Estoy convencido que era mi madre pero yo me llevé un susto tremendo. Me gustaba salir a la nieve siempre que podía, no importaba como, descalzo, en calzoncillos, no me importaba, yo no tenía frío.