—Queda inaugurado el Ébola en Alcorcón!
—Presidente, ¿no se iba a llamar Eurovegas?

Las nubes son los pecios
de un naufragio muy alto.

Los hemos decidido por naufragio universal.

ASTRONAUTA LOCO

Simplifica tu vida, güei
Simplifica tu vida
simplifica tú
simplifica

ASTRONAUTA

¡Chingada de transbordador! ¡si era el bote de tomate!

The Vergas Big Band: concierto en directo a todos los internautas

The Vergas Big Band, conjunto instrumental y vocalístico de reciente creación —compuesto por los instrumentalistas de trombón de varas Vargas, Seco, Moreno & Alfaro y las vocalistas Chavala Vergas, Sarah Bargas & Monica Lewinsky—, dará un recital a ocho manos y tres bocas interpretando temas de los geniales compositores Garganta Profunda & Mamen Tragaderas el próximo domingo en este blog. La organización advierte al público que venga provisto de chubasqueiro, se esperan lefarrones dispersos.

When dried the terrapin can naught express Or…

When dried the terrapin can naught express
Or grinning like a pale-faced golliwog
Socrates watched his hemlock effervesce

But I can understand you Brother Gog
Poor reader smile before your lips go numb
For Europe’s glory while Fate’s harpies strum

ASTRONAUTA

Eh…, hijo de la chingada, no lances tus ascuas ardiendo! Ah, cagada, si era un asteroide..!

ASTRONAUTA

Simplifica tu vida. Cambia tus esposas por una isla desierta.

EXT. TORRE. DÍA

LAS NUBES son cisnes, cisnes blancos, grises o negros,
sobre el lago azul y sereno del cielo.
El sol es su jinete, y de las nubes, sube y baja
con la montura celeste en que cabalga
el monte o las montañas.
Las nubes del monte lloran el mar sobre nosotros
y nos devuelven, puras, las lágrimas lloradas
por todos los vivientes.
Mientras el frío viento las va esquilando,
se precipitan como minúsculas banderas blancas de nieve:
las banderas de paz de los abismos de la noche.
La nube, aquella larga nube de plata,
dorada también por el crepúsculo,
es enhebrada por la torre para coser
los abismos del cielo de la noche.
La torre enhebra nubes, jugando entre campanas,
esos camellos verdinegros que por la aguja
pasan, juegan, tañen, cantan, bailan… a las almas.
En esas nubes grises, blancas y negras
naufragan las palabras y sus almas.
No son ya nubes de agua o nieve,
son nubes de palabras y de almas,
que reman, como un Caronte de arriba,
con el remo de la torre, y que pasan, pasan, pasan
—pasa otra nube—
un rebaño de nubes, de palabras y de almas.

SOLVE ET COAGULA

Sobre su ombligo crecen
Burbujas atroces de pus.

La bruma se extiende
Por una playa infinita
De cristales rotos
Sobre los que institivamente
El mendigo, arrastra
Los jirones del delirio,
Los guiñapos
De estrellas apagadas
Y todos sus rescoldos cenicientos.

El mar eyacula
una espuma verdosa
Y naufragan sus sombras
en los cielos de bruma.

El sol adiestra las sienes
del narrador omnisciente.

Corto pues esta parte del todo
Con aquella palabra afilada
Y esta otra expresión cosecha
Otro fragmento del ser entero.

¿Qué mundo no asciende ni desciende?

DIOSES CAÍDOS

Los ricos roban
El gobierno obedece
La policía mata
La prensa miente
Los jueces ignoran

La gente es estúpida.

La decadente sociedad postburguesa es nauseabunda y los pobres no serán nunca otra cosa que una clase dominada. La igualdad no es más que una bonita quimera. Cualquier clase dominante sólo es sustituida por otra más dominadora. Y son precisamente los pobres los que encumbran a esta nueva clase. Esa clase, ahora emergente, global y mediática, es admirada, encumbrada y sostenida por la infinita estupidez del género humano. Los dioses siempre han vivido entre nosotros, les hacemos homenajes, premios, estatuas, sacrificios… Pero son tan humanos como cualquiera. Somos el resto del rebaño los que los endiosamos, los que los convertimos en lobos de nosotros mismos, en pastores, en gerifaltes, en condotieros de nuestro destino, en estrellas mediáticas… Y la desigualdad se profundiza y amplía con cada crisis, con cada lucha, con cada nueva revuelta. La historia nos enseña que las estatuas derribadas sólo son sustituidas, con el tiempo, por otras. Ad nauseam aeternam.

Permitidme, por tanto, que me ría a carcajadas de vuestros dioses tanto como de los míos propios.

William Shakespeare

Whisky de malta o blanco vino ordinario,
Imagina aquel letal guerrero turbio,
Lesiones como mínimo, en traje agrario,
Lejos de la camisa calma el millón indio.
Impreso o expediente tal vez contradictorio,
Altitudes, en parte, por el éxito agrio,
Mi mástil es de pronto un campanario,

Similar al ser menciona índice propio.
Hielo con carácter de adjetivo utilitario,
Ambas cocinas a este lado del negocio,
Kamikazes, por contra, de zumbón ficticio,
El big bang latió con furia en el principio.
Seco como pasta surge siniestro del naufragio,
Por cuenta del acento cabecea otro previo,
En parte por la raíz inclina aborto sucio,
Adelante aquel que ganaba tierra o espacio.
Razones en la necesidad de un norte agrario,
Etnias y vestido de cielo en sagitario.

Era tan bajo que, de ser Pilatos, hubiera naufragado.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑