Resultados de la búsqueda para: momento Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • VIVA el 1500038256 Permalink |
    Etiquetas:   

    AHASVERO 

    En la muerte da tiempo de hacer todo lo que no hicimos en vida.
    Toda la energía y materia oscura nos pertenece, es una simple ecuación.
    Nuestra materia o energía oscura pasará por todos los espacios y tiempos que no pasamos en vida. En este momento, todos mis otros NO pasan delante de mí.

     
  • VIVA el 1495875649 Permalink |  

    MORFEO 

    Hoy he visitado dos casas inhabitables y sus almas vacías. LAS CASAS Y LAS ALMAS.

    La primera es una casa con planta en forma de L que tiene una salida a calles diferentes en cada uno de sus extremos. La casa tiene innumerables habitaciones y pasillos que forman un laberinto difícil de recordar. Hay estancias secas y oscuras pero también las hay húmedas y luminosas, con patios interiores soleados o lluviosos. Sus dos fachadas son viejas y resquebrajadizas. Una de ellas da al campo y se sale por un rústico y viejo portón de madera. La otra fachada da a una calle de ciudad de provincias y su puerta es de madera o hierro, según los días, aunque es de una apariencia mediocre. Es incómodo vivir en ella porque está casi vacía de muebles, desconchada y polvorienta. Tan solo una pequeña parte se usa. El resto es visitada ocasionalmente por dos de los tres moradores: padre, madre e hija. Únicamente la niña recorre con frecuencia los lugares más alejados e inhóspitos y conoce todos sus rincones y laberintos. El padre solo se atreve a recorrerla con su hija por miedo a perderse, aunque se siente atraído por sus enormes posibilidades y le agradan especialmente esos abandonados jardines y patios con galerías acristaladas a los que llega la luz y las nubes. La madre no sale nunca de los dos o tres cuartos principales que dan a la ciudad.

    La segunda casa es redonda y alta, con forma de cúpula y una indescriptible arquitectura de estancias interiores. La cúpula está recubierta por una única y continua estantería de libros imposibles de alcanzar ni leer. Nada tiene una función concreta en este alojamiento: se puede dormir, cocinar o bailar, de forma indiferente, en cualquiera de sus múltiple rincones. Aunque hay muros, vigas y escaleras… la separación entre espacios nunca es total ni resulta evidente. A veces se tiene la sensación de que los elementos arquitectónicos cambian a capricho y con desasosiego para algunos de sus habitantes y visitantes. Otros, en cambio, parecen acostumbrados a los cambiantes designios de la mansión. No se sabe si los vanos exteriores son puertas o ventanas. Por cualquiera de ellos se puede entrar y salir. Incontables personas, cada cual más extraña, entran y salen continuamente. Hay gente que vive allí siempre, en su recodo imposible y otros que entran tan solo a curiosear y marcharse. Se cuentan por centenas los cachivaches inútiles que la adornan y a los que los habitantes intentamos encontrar una utilidad para satisfacer una perentoria necesidad del momento: freír un huevo frito con un disco; oler las noticias en un tintero; escuchar música con unas gafas sin cristales; fabricarnos un reloj digital con una caja de cuchillas de afeitar o un smartphone con lo que parecen las pastillas de freno de un coche.

     
    • Álamos de viento el 1495918558 Permalink

      ¡Me ha fascinado la descripción de estas dos casas! Espero que publiques más de “Las casas y las almas”! (Un título estupendo, por cierto.) Abrazote y feliz fin de semana <3

    • VIVA el 1496000028 Permalink

      Ojalá!

    • bsosa1964 el 1496231040 Permalink

      Una buena narración.

    • VIVA el 1496246276 Permalink

      Gracias

  • VIVA el 1493821351 Permalink |  

    En estos momentos, mi vida es un desastre: todos piensan que está bien.

     
  • VIVA el 1493575183 Permalink |  

    A Vicen 

    La vida tiene unas reglas que no son las tuyas, hay que aceptarlas si quieres jugar la partida. Perdemos y echamos la culpa a las reglas, queremos cambiarlas porque vamos perdiendo, pero eso es imposible: las reglas no las decides tú. Las reglas están preestablecidas y todos los que van ganando las aceptan y no están dispuestos a cambiarlas, harán lo que sea para mantenerlas. Y además son muchos los que juegan sin darse cuenta que juegan las reglas que otros establecieron antes, normalmente ya muertos, y que las darán por sentadas, sin plantearse más allá, ni siquiera piensan que pueden ser cambiadas. Podemos, sí, contribuir a cambiarlas pero en una medida muy pequeña. Todos queremos cambiar algo y no es fácil ponerse de acuerdo. Lo que es seguro es que no serán tus reglas exclusivas las que se impondrán. De nuevo los que van ganando se imponen más que los que van perdiendo, es parte del premio y la satisfacción del triunfador, es parte de su ganancia. A veces crees que la gente hace trampas, y hay gente que realmente hace trampas, es parte de la mala fe de la gente, perder es duro y nadie se resiste a perder. Así que nos encontramos atrapados en un juego que no nos gusta porque vamos perdiendo. Un juego en el que no es fácil cambiar las reglas, todo un entramado social conspira para mantenerlas y reproducirlas. Un juego muy serio, el de la vida, el de nuestra vida, jugado por todos los actores que conocemos: los hijos, los padres, los hermanos, la pareja, los “ex”, los amigos, los compañeros, los jefes, los agoreros, los gurus de la tribu, el consejero psicológico, el médico, el cura del barrio, los políticos, el gobierno, la prensa, la policía… y toda esa gente que se cruza alguna vez con nosotros diciéndonos lo que tenemos que hacer en la vida, con nuestra vida. Al final todos ellos contribuyen a crear en nosotros unas expectativas de lo que “debe ser” nuestra vida, cómo se vive, cómo se triunfa, cómo se gana la partida, cómo se trabaja, cómo se ha de cuidar de los hijos, cómo debemos o no debemos comportarnos, y hasta cómo hay que limpiar el polvo y las veces que hay que hacerlo, etc. etc. etc. Establecen los patrones por los que nos debemos no sólo guiar, sino también por los que nos tenemos que medir, valorar, examinar, los valores que hacen de nosotros unos ganadores o unos perdedores, unas buenas o malas personas, gente bien o gente mal, gente guay o gente chunga. Buen panorama… desolador ¿no?
    Pero ahora llega el momento de plantearse algunas cosas. ¿Qué me pasa? Yo he cumplido con todas las reglas, no he hecho trampas, he jugado limpiamente, ¿Por qué no me corresponde premio? ¿Por qué no me valoro como dicen las reglas? ¿Por qué me considero fracasada? ¿Qué pasa aquí? Esto es injusto, ¿no? Pues sí, de eso se trataba de jugar. Y has perdido (¿Has perdido?). O lo aceptas o no lo aceptas. O juegas o no juegas. ¿Quieres seguir jugando? Hagan juego señores. Otra partida. O no.
    ¿Es posible jugar a un juego en el que no perdamos? ¿Qué juego es ese? ¿Cómo se juega? ¿Con quién se juega? ¿Se juega solo? Yo también quiero saberlo. El que primero lo descubra que nos lo cuente.

     
  • VIVA el 1492250255 Permalink |  

    KUNG FU CONTRA BRUCE LEE 

    Panda blanco contra panda negro. Kung Fu contra Bruce Lee. La Patada contra El Golpe de las artes marciales. ¿Cuál será el vencedor de esta competición exclusiva organizada por el más famoso de los Chefs? ¿Quién de ellos preparará el plato maestro, la gastronomía más exquisita? ¿cuál será más sano para el cuerpo y saludable para el espíritu? Veamos:
    Kung Fu ha preparado una delicia de zumbidos y patatas voladoras, con ellas ha conseguido alimentar a una abeja que pasaba volando en ese momento. El murmullo del público ha impedido oír el delicado aroma de ese sonido, casi imperceptible para el oído.
    Bruce Lee, por su parte, ha preparado un plato pequeño, como corresponde a su peso. Lo ha escondido en un compartimento del coche, muy bien guardado en la guantera. Lo ha llamado, con poca fortuna y falta de originalidad, “Ahí Bag, la hostia.”
    El Chef ha concluido: “Quien da primero, da dos veces”. El público, en desacuerdo con el chef, ha querido opinar pero estaba demasiado ocupado en huir de las abejas asesinas.

     
  • VIVA el 1486564652 Permalink |  

    HAIKU 

    Viva soñando
    memoria de las nubes
    nieves de olvido.

     
    • El Peregrino Constante el 1488015271 Permalink

      Hola, Ahasvero Alfaro o bien debo dirigirme a ti con el nombre del blog, myVIVA.BLOG. Disculpa mi ignorancia, tengo muchas dificultades para manejarme en este mundo de los blogs. Empleo mucho tiempo en descifrar las instrucciones de configuración y hay toda una jerga informática que desconozco. Hay momentos que no entiendo nada, que no sé qué tecla tocar… Mis relaciones con los compañeros blogueros también se ven afectadas por mis carencias. En cualquier caso, me has dado una alegría al leerme. He visto con satisfacción que también cultivas el haiku, y muy bien, por cierto. Creo que hay más cosas que podemos compartir.
      Recibe mi cordial saludo.

    • viva el 1488015616 Permalink

      En realidad uso seudónimos varios, así que llámalo como quieras. Encantado de compartir palabras.

  • VIVA el 1485021556 Permalink |  

    MOJO PIN 

    Bella mujer,
    esencia del no en una escuela de calor,
    canta con el río entre dos aguas.

    Todo está bien ahora, fe, visión… más que eso,
    …ahora que sé tu nombre,
    quiero saber tu nombre verdadero.

    Una visión, una marcha…
    ¿por qué esta tierra seca en momentos que brillan?

    ¿Hay alguien ahí fuera?
    La canción se acaba pero la melodía permanece aún…
    y cada lágrima es una cascada de agua marina.

    Me siento bien o no,
    todo depende de ti,
    del buen vino tinto
    y del moderno amor en Mojo Pin.

     
  • VIVA el 1481369502 Permalink |  

    HERBERT QUANT 

    El caos me ha tratado bien hasta el momento, mejor incluso que el cosmos. Demos gracias al estrago.

     
  • VIVA el 1473625117 Permalink |  

    Espino 

    El mejor momento del día:
    la quietud hecha esfinge
    de ignoto semidiós.

     
  • VIVA el 1473624743 Permalink |  

    Hay un momento en que todos los polos… 

    Hay un momento en que todos los polos se invierten. Huevos revueltos, tortilla mal hecha, transvaloración de todos los valores, helicópteros por el suelo, domingos por la tarde en la calle Ballesta, silencios sepulcrales, motos en pedorreta.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar