Hay un momento en que todos los polos…

Hay un momento en que todos los polos se invierten. Huevos revueltos, tortilla mal hecha, transvaloración de todos los valores, helicópteros por el suelo, domingos por la tarde en la calle Ballesta, silencios sepulcrales, motos en pedorreta.

Llego el momento de largar amarras Los dioses…

Llego el momento de largar amarras. Los dioses están conmigo, saben que no pertenezco al rebaño, que mis fronteras no las dibujan los hombres ni están en tierra. Pertenezco al mar y así debe ser.

A veces ese momento especial que estaba reservado…

A veces ese momento especial que estaba reservado para ti llega, no es el de antes ni el después, es el de hoy y entonces entiendes el porque de la espera. Todo en esta vida tiene un propósito, nada pasa sin tener una razón de ser.