NEFASTISSIMUS (CANTA)

VÓMITO DE LOS SUEÑOS ROTOS (Milonga de mil once versos) la grácil mariposa sobre mi manta un gusano de viaje estupor y temblores donde los ciegos ven vomitando las horas en el cristal del lago nacen los cisnes pálido instante persiguiendo quimeras como la luna llena tumulto de tinieblas suena corriente olor de la locura …

Disyuntiva

¿Esta fragancia llora el melancólico aroma de una tristeza primaveral, desveladora y ocre —al tiempo que se aleja la magia en un caballo sin honor y sin sombra— y sigue aquí callada el ave, antes cantante, o su compás es solamente el brazo crepuscular, el péndulo monótono de un reloj de pared trastavillado?

Libélula muda

Cayendo en melancólica ribera, el agreste día teje, muda, la libélula.

Yo

Melancólica tarde esnifando un narco iris: labios de diosa. Entre cielos platino, en sábanas de seda vivo en la luna.

La foto

La foto en blanco y negro está firmada por René Berger en 1942. Un atractivo hombre de alrededor de 40 años de edad dirige su mirada escrutadora al objetivo. En sus hundidos ojos se advierte una mirada profunda e incisiva de águila. Apenas es posible adivinar su atuendo, tan sólo es visible el cuello de …

He vivido en muchos países ya fueran reinos…

He vivido en muchos países -ya fueran reinos, imperios o repúblicas- pero ninguno como España, aparte quizás de Italia -por supuesto-, dejó más profunda impresión en mi ser incorruptible de judío (h)errante y, a veces, melancólico.

TRÁNSITO

Sobre praderas olvidadas del desierto Luce la mercancía de infancia evocadora, Ya sin derrumbe del sonido que deja el bergantín Y el vago impulso de brasas decorado. Su Oriente derrotado de emociones falaces, Vagando en carreteras melancólicas, sombrías…, Conmueve las soberbias salvajes de melodías burguesas Ante avenidas juerguistas de Brooklyn o New York. Olvido las …