LÁGRIMAS FUGACES

Sin darme cuenta hoy me vino a la mente la oscura noche: el violín nocturno que siembra con ternura las lágrimas fugaces de las estrellas.