LÁGRIMAS FUGACES

Sin darme cuenta hoy me vino a la mente la oscura noche: el violín nocturno que siembra con ternura las lágrimas fugaces de las estrellas.

Las llamas de los malvados

Las llamas de los malvados apagan la vida de niños inocentes. No hay Dios o tendrá que suplicar el perdón de esas almitas. Yo os maldigo con todas mis entrañas, maldigo a Dios y a sus malvados.