Resultados de la búsqueda para: manos Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • VIVA el 1496063694 Permalink |  

    PANDEMONIA 

    Recuerdo aquel voluptuoso verano del año que pasé viviendo con mi abuelo, en el que se disiparon todos mis problemas. Venus me era favorable y mis uñas abiertas arañaban el día desde el amanecer hasta la tarde. Mis sueños eran azules y yo besaba hasta el centro de las sombras. El calor del sol, el silencio de la ciudad, el color de las sábanas… crepitaban en mi salvaje cabeza, en mis hasta entonces, desiertos pezones, ahora en llamas. La desnudez de las fiestas, las miradas que lo decían todo, mis montes de mujer arrasados por sus manos y sus ojos… han sido sacralizados por mi imaginación y mi memoria para siempre. Yo era aquel verano la Venus de las sombras.

     
  • VIVA el 1494611840 Permalink |  

    NUBE CAÍDA 

    Como una seráfica y caída sombra,
    Sin uñas, ni universo, ni vigorosa vida,
    Hoy sucumbe al dudoso mundo de Neptuno,
    Sin luz, ni realidad, ni gozoso deleite,
    Desvanecida bruma, caída en el abismo.
    Entre informes figuras de ignorado engrudo,
    Sin humo, ni manos, ni música de muerto,
    Yace, bajo la imagen inferior del infinito,
    Sin cielo, ni dragón, ni erótico suspiro,
    Dormida en noche, una invencible nube.

     
  • VIVA el 1494011079 Permalink |  

    METIDO EN EL TACA-TACA 

    El taca-taca de madera de los años 60 era perfecto para dejarse los dedos machacados. Pues ese es precisamente mi primer recuerdo de la infancia. Aprender a andar fue duro para los dedos de las manos. No para los de los pies. Así pues la conciencia nació en mi como un dolor digital. Un dolor digital de taca-taca.

     
    • viva el 1494027250 Permalink

      Esto me recuerda una de mis peores pesadillas, otro día la cuento.

  • VIVA el 1493575183 Permalink |  

    A Vicen 

    La vida tiene unas reglas que no son las tuyas, hay que aceptarlas si quieres jugar la partida. Perdemos y echamos la culpa a las reglas, queremos cambiarlas porque vamos perdiendo, pero eso es imposible: las reglas no las decides tú. Las reglas están preestablecidas y todos los que van ganando las aceptan y no están dispuestos a cambiarlas, harán lo que sea para mantenerlas. Y además son muchos los que juegan sin darse cuenta que juegan las reglas que otros establecieron antes, normalmente ya muertos, y que las darán por sentadas, sin plantearse más allá, ni siquiera piensan que pueden ser cambiadas. Podemos, sí, contribuir a cambiarlas pero en una medida muy pequeña. Todos queremos cambiar algo y no es fácil ponerse de acuerdo. Lo que es seguro es que no serán tus reglas exclusivas las que se impondrán. De nuevo los que van ganando se imponen más que los que van perdiendo, es parte del premio y la satisfacción del triunfador, es parte de su ganancia. A veces crees que la gente hace trampas, y hay gente que realmente hace trampas, es parte de la mala fe de la gente, perder es duro y nadie se resiste a perder. Así que nos encontramos atrapados en un juego que no nos gusta porque vamos perdiendo. Un juego en el que no es fácil cambiar las reglas, todo un entramado social conspira para mantenerlas y reproducirlas. Un juego muy serio, el de la vida, el de nuestra vida, jugado por todos los actores que conocemos: los hijos, los padres, los hermanos, la pareja, los “ex”, los amigos, los compañeros, los jefes, los agoreros, los gurus de la tribu, el consejero psicológico, el médico, el cura del barrio, los políticos, el gobierno, la prensa, la policía… y toda esa gente que se cruza alguna vez con nosotros diciéndonos lo que tenemos que hacer en la vida, con nuestra vida. Al final todos ellos contribuyen a crear en nosotros unas expectativas de lo que “debe ser” nuestra vida, cómo se vive, cómo se triunfa, cómo se gana la partida, cómo se trabaja, cómo se ha de cuidar de los hijos, cómo debemos o no debemos comportarnos, y hasta cómo hay que limpiar el polvo y las veces que hay que hacerlo, etc. etc. etc. Establecen los patrones por los que nos debemos no sólo guiar, sino también por los que nos tenemos que medir, valorar, examinar, los valores que hacen de nosotros unos ganadores o unos perdedores, unas buenas o malas personas, gente bien o gente mal, gente guay o gente chunga. Buen panorama… desolador ¿no?
    Pero ahora llega el momento de plantearse algunas cosas. ¿Qué me pasa? Yo he cumplido con todas las reglas, no he hecho trampas, he jugado limpiamente, ¿Por qué no me corresponde premio? ¿Por qué no me valoro como dicen las reglas? ¿Por qué me considero fracasada? ¿Qué pasa aquí? Esto es injusto, ¿no? Pues sí, de eso se trataba de jugar. Y has perdido (¿Has perdido?). O lo aceptas o no lo aceptas. O juegas o no juegas. ¿Quieres seguir jugando? Hagan juego señores. Otra partida. O no.
    ¿Es posible jugar a un juego en el que no perdamos? ¿Qué juego es ese? ¿Cómo se juega? ¿Con quién se juega? ¿Se juega solo? Yo también quiero saberlo. El que primero lo descubra que nos lo cuente.

     
  • Manuel Moreno el 1484502859 Permalink |  

    El infierno no tiene salidas de emergencia El… 

    El infierno no tiene salidas de emergencia. El paraíso, tampoco.

     
    • literatoluisrodriguez el 1484509292 Permalink

      Borges dijo algo así: ” No creo en el infierno ni en el paraíso.
      Los seres humanos no merecemos tanto”.

    • Manuel Moreno el 1484764831 Permalink

      Muy pertinente tu cita, no la conocía. El maestro Borges, genial como siempre.

  • Manuel Moreno el 1481637847 Permalink |  

    La única disyuntiva metafísica que les queda a… 

    La única disyuntiva metafísica que les queda a los humanos por dilucidar es si Dios es una ecuación o es una metáfora.

     
    • viva el 1481646589 Permalink

      En cualquier caso, un concepto cada vez más vacío, que tiende a cero.

    • nefastissimus el 1481647045 Permalink

      El ateo y el creyente tienen fe en el infinito.

  • VIVA el 1481365199 Permalink |  

    PANDEMONIA 

    Coge a un hombre del badajo y de la corbata y lo tendrás en tus manos.

     
  • VIVA el 1471609131 Permalink |  

    Un día hermanos todo esto será luz 

    Un día, hermanos, todo esto será luz.

     
  • VIVA el 1466593622 Permalink |  

    No creo que cada persona deba tener el… 

    No creo que cada persona deba tener el mismo poder que un banco porque estaríamos todo el día desahuciándonos los unos a los otros. No lo veo, Cristiano. Esas cosas hay que dejarlas en manos profesionales.

     
  • VIVA el 1466438492 Permalink |  

    Si no existieran los empresarios se extinguiría el… 

    Si no existieran los empresarios se extinguiría el trabajo, porque sin dinero ya nadie tiene manos y cabeza para hacer cosas. Vamos, un horror.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar