Consolador

El capullo incorrupto de Rodolfo Valentino ha venido a visitarme a Alcobendas.