Resultados de la búsqueda para: habita Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • VIVA el 1495875649 Permalink |  

    MORFEO 

    Hoy he visitado dos casas inhabitables y sus almas vacías. LAS CASAS Y LAS ALMAS.

    La primera es una casa con planta en forma de L que tiene una salida a calles diferentes en cada uno de sus extremos. La casa tiene innumerables habitaciones y pasillos que forman un laberinto difícil de recordar. Hay estancias secas y oscuras pero también las hay húmedas y luminosas, con patios interiores soleados o lluviosos. Sus dos fachadas son viejas y resquebrajadizas. Una de ellas da al campo y se sale por un rústico y viejo portón de madera. La otra fachada da a una calle de ciudad de provincias y su puerta es de madera o hierro, según los días, aunque es de una apariencia mediocre. Es incómodo vivir en ella porque está casi vacía de muebles, desconchada y polvorienta. Tan solo una pequeña parte se usa. El resto es visitada ocasionalmente por dos de los tres moradores: padre, madre e hija. Únicamente la niña recorre con frecuencia los lugares más alejados e inhóspitos y conoce todos sus rincones y laberintos. El padre solo se atreve a recorrerla con su hija por miedo a perderse, aunque se siente atraído por sus enormes posibilidades y le agradan especialmente esos abandonados jardines y patios con galerías acristaladas a los que llega la luz y las nubes. La madre no sale nunca de los dos o tres cuartos principales que dan a la ciudad.

    La segunda casa es redonda y alta, con forma de cúpula y una indescriptible arquitectura de estancias interiores. La cúpula está recubierta por una única y continua estantería de libros imposibles de alcanzar ni leer. Nada tiene una función concreta en este alojamiento: se puede dormir, cocinar o bailar, de forma indiferente, en cualquiera de sus múltiple rincones. Aunque hay muros, vigas y escaleras… la separación entre espacios nunca es total ni resulta evidente. A veces se tiene la sensación de que los elementos arquitectónicos cambian a capricho y con desasosiego para algunos de sus habitantes y visitantes. Otros, en cambio, parecen acostumbrados a los cambiantes designios de la mansión. No se sabe si los vanos exteriores son puertas o ventanas. Por cualquiera de ellos se puede entrar y salir. Incontables personas, cada cual más extraña, entran y salen continuamente. Hay gente que vive allí siempre, en su recodo imposible y otros que entran tan solo a curiosear y marcharse. Se cuentan por centenas los cachivaches inútiles que la adornan y a los que los habitantes intentamos encontrar una utilidad para satisfacer una perentoria necesidad del momento: freír un huevo frito con un disco; oler las noticias en un tintero; escuchar música con unas gafas sin cristales; fabricarnos un reloj digital con una caja de cuchillas de afeitar o un smartphone con lo que parecen las pastillas de freno de un coche.

     
    • Álamos de viento el 1495918558 Permalink

      ¡Me ha fascinado la descripción de estas dos casas! Espero que publiques más de “Las casas y las almas”! (Un título estupendo, por cierto.) Abrazote y feliz fin de semana <3

    • VIVA el 1496000028 Permalink

      Ojalá!

    • bsosa1964 el 1496231040 Permalink

      Una buena narración.

    • VIVA el 1496246276 Permalink

      Gracias

  • VIVA el 1436986500 Permalink |  

    El alma es la habitación del olvido.

     
  • Manuel Moreno el 1426347631 Permalink |  

    Antes vivía en las afueras ahora en una… 

    Antes vivía en las afueras, ahora en una calle sin salida, empiezo a pensar que habito metáforas.

     
    • viva el 1426383367 Permalink

      El vilano habitador de las calles y las metáforas.

  • VIVA el 1412001583 Permalink |  

    INT. HABITACIÓN. NOCHE 

    La madre y el padre estaban velando un cadáver. O eso parecía. Sus ojos cerrados no revelaban lágrimas. Quizás sólo cansancio. Un cansancio de siglos. Un cansancio que se acumulaba en las ojeras de los viejos como se acumulaba el polvo en los rincones de la estancia. El hijo parecía dormir plácidamente. Pero estaba muerto. Había muerto después que ellos pero eran ellos los únicos que le velaban. Yacía sobre un tatami de paja con borde negro de luto. El olor del tatami era intenso como de mieses recién segadas. Aún soleadas y calientes. El resto era frío, muy frío. Nadie respiraba en la habitación. No en vano todos estaban muertos, hasta los muebles eran jirones de un ataúd. Una inquietante atmósfera rodeaba al muerto. Una niebla heladora.
    Cualquier color que tu quieras, dijo la madre. Nadie contestó. Una marcha nupcial comenzó a oírse y unos perros ladraron como alertados por las trompetas. O quizás eran lobos, lobos de montaña. Lejanos.

     
  • Miss Aubergine el 1401309258 Permalink |  

    Sí, formábamos una postal bonita en aquella habitación amaneciente de Lisboa.

     
  • Javier Castaño el 1392201298 Permalink |  

    Nuevamente deploro tu perdón
    pues la culpa que me imputas
    no me habita

     
  • Manuel Moreno el 1391824042 Permalink |  

    EL POETA ES UN IMPOSTOR 

    Yo le he puesto la voz a tus silencios
    y he cosido a mis ojos tu mirada,
    en mis manos germinan tus caricias
    y mi garganta asila tus aullidos,
    voy a morir de todas vuestras muertes.
    Yo soy tú, hipócrita lector,
    tú eres yo, mi empedernido hermano.

     
  • euterpedialoga el 1390589607 Permalink |  

    y abre tus ojos y me encontrarás con… 

    …y abre tus ojos y me encontrarás con la misma entrega, con la misma voluntad…

    Le dijo mi aburrimiento a la pequeña Sole Gimenez que habita la tercer costilla izquierda.

     
  • VIVA el 1365579741 Permalink |  

    Me enamoré en un ascensor y ahora soy el amor de subida.

     
    • albertodieguez el 1365582222 Permalink

      …. y desde entonces mi banda sonora está habitada por Julio Iglesias.

    • David el 1365599415 Permalink

      ¿Por eso se me sube cuando te veo y se me baja cuando te vas? :D

    • viva el 1365618968 Permalink

      … Entonces de bajada.

    • viva el 1365618994 Permalink

      Qué subibaja!

    • albertodieguez el 1365627030 Permalink

      Hasta el sótano… :(

    • David el 1365669915 Permalink

      Lo que tiene la primavera: otro tipo de alergia

    • viva el 1365708184 Permalink

      Sin el frío nadie se abraza; sin el calor nadie se desnuda.

    • viva el 1365708281 Permalink

      Allí no baja el ascensor, sólo está el cuarto de máquinas.

    • albertodieguez el 1365714339 Permalink

      Y el maquinista, quizás valga la pena bajar…

    • David el 1365754768 Permalink

      :) Hay tiempo para todo, y todo tiene su tiempo

    • viva el 1365760910 Permalink

      Menos para la mediocridad.

  • Carlos B el 1361394837 Permalink |  

    La leyenda de la mujer que nació de un río 

    (1/3) Desde la habitación de su hermanita se ve la selva. Ella duerme abrazada a una serpiente enorme, que la abriga con sus anillos sin estrangularla. No está amaestrada y el día que vino a casa desapareció el perro, pero la quiere mucho, así que su hermano dejó que se la quedase. Cuando corretea, puede verse una sombra de meandros que la sigue apartando la maleza; como un río que impusiese al mundo su cauce. Se sabe dónde están por los pájaros que huyen. Los nativos dicen que la serpiente se la comerá, para que deje de ser una niña y de sus entrañas nazca una mujer.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar