Felatio poética
para que duerma un rato
el chopo de abril.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑