ESFINGE DE TEBAS

Fueron enviados los siete contra Tebas y la Esfinge se derrumbó. Más ahora reinaba el Septenario, para ejercer sus propios estragos. Está escrito, el que hoy te libera, mañana te esclaviza. Si la libertad se deja en otras manos, no es libertad.

Esfinge:

¡Qué valientes! ¿Os empeñáis en ser devorados? Acabo de comerme un valiente capitán.. Algo duro.. Pero tú no estarás mal de postre, pareces más tierno.

Espino

El mejor momento del día:
la quietud hecha esfinge
de ignoto semidiós.

Antoine Rivarol

La política es como la esfinge de la fábula: devora a todos los que no explican sus enigmas.

Antoine Rivarol

PANDEMONIA

Me admiran los poetas
buscando construirme con palabras,
no efímeras palabras.

Me admiran otros hombres
y algunos casi llegan a parirme
al lado del coral o de la esfinge.

Me admiran muchos otros,
mas sin saber quién soy realmente.

NILO

Venía de la Nigredo y sentí la necesidad de un acuario -o cualquier cosa con agua- en aquel maldito desierto. Pregunté al león -¿o era quizás una esfinge?- y me sugirió la conversión en rana antes de introducirme en el gran Nilo que se me ofrecía a mi vista. Ahora es cuando iba a visitar realmente el antro de las ninfas… y, a pesar de mis numerosos siglos, comencé a mover mis ancas con entusiasmo de adolescente.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑