Sin dudarlo

Sin dudarlo: Alvaro Urkiza me entusiasma.

Un laberinto de dudas

¿La tela de ariadna de internet atrapa nuestras palabras-mosca para la araña de google o le prestamos los hilos a Teseo para que salga del laberinto y luego nos abandone?