PANDEMONIA

Escribir, porque no todo es gritar. Gritar porque no todo es escribir.

PANDEMONIA

Recuerdo aquel voluptuoso verano del año que pasé viviendo con mi abuelo, en el que se disiparon todos mis problemas. Venus me era favorable y mis uñas abiertas arañaban el día desde el amanecer hasta la tarde. Mis sueños eran azules y yo besaba hasta el centro de las sombras. El calor del sol, el …

PANDEMONIA

Pastora de muertes, desvaríos y mentiras.

PANDEMONIA

Sin pesar no se puede volar.

PANDEMONIA

El beso… Abocados a dos bocas a bocados.

PANDEMONIA

Las palabras son alas para volar. No importa lo duras que sean, lo que importa es que sean ligeras.

PANDEMONIA

Me gusta meterle mano a la boca de la veritá porque siempre me da un orgasmo.

PANDEMONIA

¡Bate, vate! … ¿Esto es un bot de cuerdos o un bote de recuerdos?

PANDEMONIA

Dios juega a los dados con una esfera. Siempre gana. Es el tío más aburrido del universo.

PANDEMONIA

El humo de mi cigarro inciensa mi inútil cuerpo, haciendo visible La Luz.