Resultados de la búsqueda para: anec Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • VIVA el 1511809051 Permalink |  

    Pensamient pur 

    Mi 144 sentios estan alerta en las 12 dimensions de est hiperverso Extranament no percibo na por ningu de ellos Esto es mu inquietant pa mi Al menos deberia sentime, senti mi cuerpo, pero solo pienso, sin capta na en asoluto Mi pensamient esta desconestao de to, sin ningu materia ni energia en la que esta ocupao He perdio to contato con la realida Soy pensamient pur Que narice es est? Estoy muert? Desde luego, se parece bastant a esta muert Mi imaginacio tamie esta resentia, pues ni con un gran esfuerz logro visualiza na Esta logic vacua y sin contenio no me produce ningu tip de sentimient Hasta lo recuerdo son dificile de recupera sin el apoyo de mi sentios Es como si estuvieran borraos, lejanos, indefinios y sin forma Este espaciotiempo anecóic es desesperant, enloqueceor

     
  • VIVA el 1496063694 Permalink |  

    PANDEMONIA 

    Recuerdo aquel voluptuoso verano del año que pasé viviendo con mi abuelo, en el que se disiparon todos mis problemas. Venus me era favorable y mis uñas abiertas arañaban el día desde el amanecer hasta la tarde. Mis sueños eran azules y yo besaba hasta el centro de las sombras. El calor del sol, el silencio de la ciudad, el color de las sábanas… crepitaban en mi salvaje cabeza, en mis hasta entonces, desiertos pezones, ahora en llamas. La desnudez de las fiestas, las miradas que lo decían todo, mis montes de mujer arrasados por sus manos y sus ojos… han sido sacralizados por mi imaginación y mi memoria para siempre. Yo era aquel verano la Venus de las sombras.

     
  • VIVA el 1494611840 Permalink |  

    NUBE CAÍDA 

    Como una seráfica y caída sombra,
    Sin uñas, ni universo, ni vigorosa vida,
    Hoy sucumbe al dudoso mundo de Neptuno,
    Sin luz, ni realidad, ni gozoso deleite,
    Desvanecida bruma, caída en el abismo.
    Entre informes figuras de ignorado engrudo,
    Sin humo, ni manos, ni música de muerto,
    Yace, bajo la imagen inferior del infinito,
    Sin cielo, ni dragón, ni erótico suspiro,
    Dormida en noche, una invencible nube.

     
  • VIVA el 1494498855 Permalink |  

    MI EPOPEYA RÚSTICA 

    Nací a las 12 de la noche de un 29 de marzo de 1964, en el oratorio de la Casa grande o Casa de los Manrique. Un oratorio o capilla de la casa solariega de Rodrigo Manrique, en la que su hijo, Jorge, vivió su feliz luna de miel, y que en mi época había sido mancillado, convirtiéndolo en el dormitorio principal de una parte de la casa, que ahora era una corrala de vecinos, de la que mi abuela materna era propietaria de una cuarta parte de la misma.
    Nací pues en un pueblo de La Mancha que había recibido sucesivamente el nombre de Belmontejo de la Sierra, Belmonte y finalmente Villa de Los Manrique o Villamanrique. Un pueblo que, en pleno siglo XX, aún permanecía en la Edad Media. En una época más degradada y mísera aún que aquella debido a los estragos de la postguerra española. En la más oscura y profunda España, católica, apostólica y romana, en un lugar de La Mancha, entre la Sierra de Alcaraz y Sierra Morena, de la que me acuerdo con más nubes que claros. Una tierra en donde los maquis y los bandoleros seguían siendo un tema de conversación habitual. En donde las historias de la guerra civil aún estaban vivas y no habían cicatrizado. En donde la pobreza y la roña eran aceptadas como lo más natural del mundo. Un mundo donde no era difícil encontrarse con quinquis, latoneros, familias de cíngaros ambulantes y gitanos sedentarios. Una tierra de paso, el natural entre Andalucía y la Mancha, llena de caminos polvorientos, de repoblación y despoblación, en la que también había “jaros” procedentes de Europa que Franco había traído para “repoblar” y hasta viejos bandoleros de Sierra Morena. En fin, una honrada y leal villa de la España franquista, a la que no llegó la guerra pero sí sus rencillas, enfrentamientos y consecuencias. Un lugar de paso, en el que nunca nadie ha querido permanecer durante mucho tiempo, un territorio sin raíces y sin historia. Un paso fronterizo durante siglos entre moros y cristianos. Una tierra periférica dejada de la mano de cualquiera que por allí pasase, incluidos Don Quijote y Santa Teresa. Una comarca de soles, vientos y piedras oxidados y olvidados, sin más novedades que las pasajeras y aventureras nubes.
    De mi familia paterna sé, según contaba mi padre, que procedía de Andalucía. El primer Alfaro que, según él, había llegado al pueblo era el llamado Abuelo Carbonero, un hombre, al parecer, listo y emprendedor que debió hacerse con una buena cantidad de tierras serranas, vírgenes y sin roturar, que mi familia paterna fue convirtiendo en olivares a lo largo de varias generaciones. Yo mismo me enorgullezco de haber participado junto con mi padre en esa epopeya familiar, en esa conversión de una sierra pedregosa, pobre y arisca en productivos y ordenados olivares, plantando, mano a mano con mi padre, 300 olivos, quizás los últimos 300 que se han plantado ya en la familia. Yo por lo menos no pienso plantar más. A los catorce años se acabó mi rural y bucólica epopeya. Yo también estaba allí de paso. De paso hacia ningún sitio.

     
  • VIVA el 1490274709 Permalink |  

    LA NIEVE DE HOY 

    Cae con el hastío silencioso de la caspa
    un aguanieve tacaña, adulterada, esquiva.
    Se desvanece esta nieve en el asfalto
    antes de rozar siquiera el agostado suelo.
    Esta nieve es la pátina negra de las calles,
    el fósil mudo del silencio adoquinado,
    el confeti ceniciento de la muerte.
    No hay incendios sembrados en la nieve,
    ni es de Orión esta anoréxica indolencia blanca,
    es el maná plomizo y apagado de los cielos.
    Rancia, como el tiempo, se va tornando
    en simple reliquia del recuerdo.

     
  • VIVA el 1485021556 Permalink |  

    MOJO PIN 

    Bella mujer,
    esencia del no en una escuela de calor,
    canta con el río entre dos aguas.

    Todo está bien ahora, fe, visión… más que eso,
    …ahora que sé tu nombre,
    quiero saber tu nombre verdadero.

    Una visión, una marcha…
    ¿por qué esta tierra seca en momentos que brillan?

    ¿Hay alguien ahí fuera?
    La canción se acaba pero la melodía permanece aún…
    y cada lágrima es una cascada de agua marina.

    Me siento bien o no,
    todo depende de ti,
    del buen vino tinto
    y del moderno amor en Mojo Pin.

     
  • VIVA el 1464945447 Permalink |  

    Hay amaneceres inciertos que parecen querer atardecer 

    Hay amaneceres inciertos que parecen querer atardecer.

     
  • palabrasalviento el 1445854201 Permalink |  

    Pregunté a la muerte ¿donde se escondía me… 

    Pregunté a la muerte
    ¿donde se escondía?
    me respondió
    en mis noches
    en mis sueños
    cuando no siento nada
    lo que llaman alma
    vaga entre los vivos
    y los muertos.
    Yo soy la muerte
    y al amanecer
    te devuelvo a la vida.

    Santi.M.

     
  • VIVA el 1437522880 Permalink |
    Etiquetas:   

    Alas decapitadas,
    Vuelos en el silencio
    Y viento
    Desangrado.

    Llueve silencio,
    intocable silencio…
    frente a frente
    la campana sonora
    y un ángel anecoico.

     
  • gutierrezsalamanca el 1426177026 Permalink |  

    Cuando despiertas de un sueño y durante unos… 

    Cuando despiertas de un sueño y durante unos instantes andas preocupado por unos acontecimientos que crees haber vivido, ¿no es cierto que amaneces en primavera?

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar