Llamamos dios, magia o misterio a nuestra ignorancia, a lo que no sabemos. Queda misterio para rato.

Hay quien pone tetracordo en el amor.

LOCUS AMOENUS 2.0

Aquí, cogidos de la mano,
en este banco lleno de grafittis,
en medio del polígono,
a la espalda del Burguer
y a los pies del centro comercial,
juntamos nuestros labios,
nos hacemos un selfi
y esta noche sin falta lo colgamos
en el muro de nuestra eternidad.

Estamos de parto. No molesten.

¿Te programo un alma, desalmado?

El amor debería ser vida
no una terapia que cure
miedos y otras heridas .

S.M.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑