Atardeceres y amaneceres

Atardeceres y amaneceres Nunca se saludan. Pero siempre se suceden. Hasta el momento.

Amanecer

(Sedoka) Alegremente, tras los callados pasos dejados por las sombras, el día nace con su danza de luz, acuarela de vida.