Hablo conmigo, no para creerme, ni para conocerme sino para crearme.

Si generalizo conmigo y concreto con todos los demás…

Patrocíname.
Y conmigo a mi deseo desequilibrado.
Patrocina el beso que esta noche voy a darte.
Enriquécelo con tu aceptación expresa.
Di: bésame

Cuando tu no estas conmigo, en el tiempo los segundos, como unicos testigos de la muerte de los dias. Cuando tu estas conmigo, los segundos son segundos y eternos son mis dias.

VECINITAS

Las vecinitas gritaban tapándose los ojos y corrían asustadas a sus casas. Al parecer era por mi causa, que sacaba mi infantil colita para mear. Ese descubrimiento me dio poder sobre aquellas pacatas, incluso sobre las mayores.

Yo no le encontraba explicación al escandaloso rubor que les generaba, pero era tan efectivo hacerlo cuando se ponían tontas, pesadas o crueles conmigo que, algunas veces, empecé a hacerlo por pura diversión.

Vida Que te escapas entre mis dedos Miénteme…

Vida.
Que te escapas entre mis dedos.
Miénteme y dime que no muero.
Cógeme la mano y anda conmigo.
Vive conmigo, envejece conmigo.

Muerte.
Fiel compañera.
Me extingues de dentro a fuera,
como un carbón,
que calienta en tu hoguera.

Siento.
Me lleno de rabia con cada herida.
Me llenas de paz.
Me llenas de ira.
Me llenas de vida.

Si he de vivir muriendo,
si he de extinguirme ardiendo.
Arderé alto y arderé claro.
Gritaré a la vida y gritaré a la muerte
y que sea el eco el que me recuerde.

Muerto de sueño mi poesía se durmió en mis manos y soñó conmigo!

“Y hay tanta adolescencia apresurada y tanta soledad arrepentida… que estás aquí y, aunque no estás conmigo, vuelvo a encontrar tu corazón amigo junto a las cosas que tocó tu vida”. (Carlos Barocela)

En los selváticos y frondosos bosques de algún lugar de la tierra, las putas tomaron café conmigo y me susurraron al oido: que por muy fuerte que tocara la guitarra, no estaba oyendo más sino a mí mismo.

Si conoces a alguien que conozca a alguien…

Si conoces a alguien que conozca a alguien, (que conozca a alguien ¿quizás?), que sea un buen músico de esos que ves que van por la vida completamente desaprovechados y que toque, preferiblemente, varios instrumentos pero, al menos, la guitarra, dile que se ponga en contacto conmigo pues quiero formar una nueva banda (mi segunda banda). Gracias.

SKY

Si tu mensaje tiene algo que ver con mi vida, te doy mi permiso para que te mantengas en contacto conmigo.

AHASVERO

Conmigo sólo está el silencio, mecido por el tictac de un reloj, y esa maldita máquina que me mantiene vivo. @wendda y @cora son humo que se disipa en mis callejones cerebrales como la bocanada de un cigarrillo. Por la ventana entra lo que a mi atrofiado olfato le parece un leve olor a flores secas.

XLVIII

Guardo tu ausencia
en interminables minutos,
largos como cuchillos,
que están a punto de acabar conmigo
y ya no aguantaré mucho más.

El día que regreses,
mientras voy perdiendo
las once, las doce,
las veinticuatro horas,
una tras otra, como un niño tonto…
El día que regreses -digo-
Ahasvero estará más muerto que vivo,
asesinado en manos de un reloj.
Tan inocente él, tan silencioso.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑