Llamamos dios magia o misterio a nuestra ignorancia…

Llamamos dios, magia o misterio a nuestra ignorancia, a lo que no sabemos. Queda misterio para rato.