Dios se dedica a plegar dimensiones como si…

Dios se dedica a plegar dimensiones como si fueran pajaritas de papel.