En los cementerios nunca hay falta de cobertura.