La lluvia que cae al mar es la que baja de pura nostalgia.