OFICIO DE GANDUL

Descolgar las estrellas de su techo,
Apedrear los soles de los charcos,
Peinar a las palmeras con los ojos,
Atizar los rescoldos del crepúsculo,
Limpiarle los relejes a la luna,
Lustrar el ébano de las tinieblas,
Dormir abanicado en tus pestañas.

2 comentarios sobre “OFICIO DE GANDUL

Agrega el tuyo

  1. Es toda una galaxia, ariane.

    Hoy solamente puedo poner un contrapunto pesimista, amigo Vargas. Así que no diré como me imagino yo al gandul poeta: colgado, apedreado, despeinado, atizado, ensuciado, deslustrado y finalmente dormido para siempre. Aunque jamás enmudecido.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑