“Era el Rey de Chocolate con nariz de cacahuate, y a pesar de ser tan dulce tenía amargo el corazón”

Francisco Gabilondo Soler “Cri Cri”