MINA

Lo leí en algún lado hace tiempo, hoy me vino a la mente y espero haya seguido la idea correctamente. "Ella era una niña que tenía orugas en el estómago, pero un día conoció a Ese niño y se convirtieron en mariposas."

El viento y la hoja Ya nace de…

El viento y la hoja Ya nace de la nada un suave viento, y tiembla una hoja allá en la fina rama, va extendiendo la sombra sutil trama, sobre una tierra llena de cemento. Del aire nace presto ese lamento, que va con la mañana cuando llama, en la puerta del patio aquel que clama,... Seguir leyendo →

Doy un paso tranquilo. Evapórome. No queda nada perdido no quedan vestigios del sentir pletórico entre los ecos ni el crujir del bruxismo sobre sus opacos dientes.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑