Como daba besos lentos duraban más sus amores.

Ramón Gomez de la Serna, el inventor de la Greguería