De vez en cuando se necesita recordar los requerimientos del olvido.
Miguel Ángel Casas Benítez