Sigue mamándomela.

Nota suicida