No entiende nada de literatura aquel que sólo toma en consideración a los autores consagrados. Un cielo sólo con estrellas de primera magnitud es una aburrida patraña. No es el firmamento. EL CIELO ES MI CASA… ESTE SITIO, ESTE CIELO.