DIÁLOGO DE SOLEDADES

—Viento limpio, viento frío
—Olor de la resina y de la jara
—Viento tranquilo, puro viento
—Un camino
—Al borde de esta cresta
—El polvo serpentea
—El efímero vuelo de un insecto
—Bajo la eterna luz de las estrellas
—Bajo la sombra fresca de los pinos
—Se despliega brumosa la mirada
—Perfume de tomillo, aroma de romero, olor a salvia
—Bebamos este vino a la salud de todos los amantes
—Volemos hasta el mar
—Que el sol nos queme
—Amante solícita y hermosa
—Una casa que mire al mar en este monte
—Dejemos que el agua nos arrulle, dulce mente.
—Cuerpo mío, en él quiero tenderme.

7 comentarios sobre “DIÁLOGO DE SOLEDADES

Agrega el tuyo

  1. idem de idem

    por un instante he respirado el aire fresco de la mañana, en la cima de un monte, el mar de frente, a la derecha un montículo con una casa blanca con tejado azul, a la izquierda un serpeteante y polvoriento camino a cuyos lados crecía la jara, los pinos, el tomillo

    Un saludo.

    C.A. Makkkafu.

  2. Hola,
    Hermosa página. La descubrí gracias a tu sitio en corank. Te agradezco que te hayas integrado a la comunidad de http://publicame.corank. Si me permites, invito a todos tus lectores a suscribirse y a promocionar noticias y blogs. Muchas Gracias y un saludos desde Buenos Aires!!

  3. Corazón de cerezo,
    se refleja en los ojos
    tu sombra fresca…

  4. Alrededor de la garza
    breve cortejo nupcial:
    las hojas secas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑