Poética purpúrea

Escondedme en la mezcla
de tétricas o silvestres ambiciones
en que, purpurina, arde la existencia;
por lo demás, dejad millones de harapos
a esos individuos saqueadores.
A vueltas viajaremos
al pillaje o al cobijo penetrante
pero armad en silencio mis pulmones
pues sólo me reanima hacer poesía,
el sexo o el amor, según que día;
sentir que cualquier inocencia es juventud…
no puedo describíroslo mejor,
mas con muecas entonces,
tranquilos, conozcamos
como se hacían los auténticos libritos;
tendré que crearlos
con cólera y oficio de borracho
y dejar muy naturales los bloques del trabajo
pues ya lo dijeron muchos vates antes en latín…
yo sólo aullaré hasta dejarte sorda como estabas
y despedir una vez más nuestra alegría.

4 comentarios sobre “Poética purpúrea

  1. la alegría no se despide, se besa…loko del anonimato jajajaja, besos su

  2. Me gusta, hermano, potente y airado. Perdona que no haya posteado en tiempo, pero he estado liado del copón. Otro abrazo.

  3. Bueno, la alegría se despide tanta veces, Su, que uno ya ni se da cuenta…

    Lo de la popularity es un termómetro que le he puesto en el culo a este blogolibro, por si la fiebre, más que nada… jajajaja.

    Espero, hermano, que el copón lo tengas bien después de tanto lío. Más besos.

Los comentarios están cerrados.