PANDEMONIA

Sobre mis senos crecen dos rojas fresas a las que tú pones tu nata. Te corres sobre mí y lames esas fresas que de arrebato se endurecen.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑