Resulta fácil ser un ángel, en tanto en cuanto nadie le peine a uno las plumas a contrapelo.

Resulta fácil ser un ángel, en tanto en cuanto nadie le peine a uno las plumas a contrapelo.

Proverbio inglés