ALFONSO TIPODURO

Que ella lo supiera no me importaba en estos momentos. Siempre podía arreglarse después. Ahora sobre todo importaba no estar muerto.

Hastiado de aquel concúbito contra natura dejé la estación de policía…