L.S.D. era yo.

Sí, lo habéis leído bien, los Beatles no dedicaron esa canción a un ácido de la felicidad, ni siquiera a una tal Lucy. Las iniciales se corresponden con mi nombre, Lolita Sky Diamonds, y fui yo quién les inspiró esa primera canción psicodélica. Fui yo quién les hizo alucinar, como también a los magníficos ingleses Syd, Bob, Richard, Roger y Nick… ¡Cómo se fo…rnicaba entonces, y no ahora, en estos j… fastidiados días de AIDS y virginidad!

5 comentarios sobre “L.S.D. era yo.

  1. Yeah, exacto, a eso se le llamaba fornicar! nada de imbeciles vacunados por la pornografía y walt disney. Es alenador saber que hay personas que si aprecian el buen sexo.

    Pd. Gracias por ser la musa de The Beatles, aunque no veo por que joder también a Pink Floyd.

Los comentarios están cerrados.