Voyeur de luna

Hoy he visto a La Luna hacerse la redonda en un pentagrama rayado por aviones a reacción y a Venus contemplando, boquiabierto y envidioso, su belleza al descender por la escala de diosas musicales de la noche.
Sólo momentos así justifican la triste y absurda existencia de los ojos que admiraron estas astrales melodías, la vespertina y azulada orgía de dos astros y el voyeurismo de las lágrimas marinas de un poeta completamente tonto.

5 comentarios sobre “Voyeur de luna

  1. Pobre Venus! ¿Y cuando hay luna menguante? Me gusta el final!

  2. eso me pasa por tonto, sara.

    y gracias, popi.

  3. Mejor majareta, no? ;-) O luna-tico? :-)

  4. tonto, majareta, lunático, la verdad es que todo me cuadra bien, sara.

Los comentarios están cerrados.