6 comentarios sobre “NEFASTISSIMUS

  1. Cuestión de embrague, supongo ¿no, maestro?

  2. jajajajaajaja pero ojo con el frenillo

  3. Ya sabes que me lo rompí con cinco años, jugando a los médicos con nuestra prima Rita, la perdida.

  4. jajajaaj, cuando lo confundión con un trombón de varas jajaja

  5. Era algo bruta al principio, pero fíjate donde llegó…
    bueno, creo que llegó tres veces! ¿no?
    Me dejó tan escocido que no pude subirme al columpio en una semana, jajajaja

Los comentarios están cerrados.