NEFASTISSIMUS

¿A que no adivinas por qué me gusta conducir con la marcha metida, Vargas?