El paraíso es el árbol del que escapa el primer mono humanizado tras robar la manzana a su sibilina y reptil esposa.