Sandra y María

Brasileiras. Blanca y negra. El día y la noche. Aunque la noche era optimista y el día no. Psicoanálisis en la esquina, sin diván, sin psiquiatra, sin cita previa, a cualquier hora. Sólo dos grandes culos.