Misses para las masas

Dispersas en las marismas de infortunio,
esas ineptas e inmundas que huríes se creyeron,
no juzgarán al pérfido viático
de siervas vaciedades.

¡Qué harapientas mujeres!
¡Qué miserables joyas!
¡Qué leprosas familias!

Jesús, qué humildad en su enfado…
Y tan de egoísmo deletéreo desprovistas

¡Más misses para las masas!

2 Replies to “Misses para las masas”

  1. Sí, más mises para el proletariado, más prostíbulos para que crezca el amor!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s